Brujas, Europa
El origen de la ciudad oscura

Hace tiempo, cuando la sociedad europea comenzaba a florecer, la ciudad portuaria de Brujas, en Bélgica, obtuvo gran poderío comercial gracias a su localización. Muchos dicen que sus primeros pobladores hicieron un pacto con el diablo… u otros seres. En esa zona, se decía que habitaba una antigua raza de criaturas, y que le motivo por el cual Brujas posee sus numerosos canales, es para permitir que estos seres se muevan a gusto y con libertad. Los leviatanes, como fueron conocidos por su carácter volátil y su cola de serpiente marina, procuraron la ciudad, brindando pesca, tesoros y a cambio solo pidieron huéspedes humanos con los cuales fusionarse usando las reliquias de su raza. La verdad es que la ciudad prospero ampliamente durante siglos, hasta que el crecimiento de la población acabo por aislarla, quedando en el olvido. Aun así, se mantuvo aunque a menor esplendor que en el pasado. Poco a poco, los leviatanes fueron quedando dormidos en las profundidades de los canales donde se rumorea, que existe la ciudad de R'lyeh, donde ellos moran esperando el momento adecuado para resurgir y reclamar sus territorios una vez más.
Últimos temas
» ¿Qué estas pensando ahora?
Jue Dic 04, 2014 10:37 am por Lelahel

» Confieso que... ~
Jue Ago 07, 2014 10:07 pm por Stella [Abrahel]

» [Privado|Caliel] The sweet Angel and the girl of the night
Miér Ago 06, 2014 9:22 am por Julia V.[Akasha]

» En busqueda de algo interesante [Libre]
Jue Jul 31, 2014 11:32 am por Alex Nolan

» Registro de Personajes Aceptados
Jue Jul 31, 2014 3:40 am por Alex Nolan

» [Abierto] Solo una copa...
Miér Jul 30, 2014 4:01 pm por Kim JaeWook

» [Privado/Hariel] Welcome to the jungle.
Mar Jul 29, 2014 10:35 pm por Hariel

» [Privado/Hariel] Una cita...
Mar Jul 29, 2014 9:51 pm por Hariel

» [Abierto] Tell me what you know about dreamin'
Dom Jul 27, 2014 3:00 am por Aleksandr

» Cementerio
Vie Jul 25, 2014 9:59 pm por Lelahel

» Los estudios... Esa cosa maligna que me aleja de este lugar.
Vie Jul 25, 2014 9:12 pm por Lilith

» [Privado/JongWoon] Into the dark.
Vie Jul 25, 2014 1:27 pm por JongWoon

» |Libre| Cuando el agua habla.
Miér Jul 23, 2014 9:14 pm por JongJin [Kraken]

» Lista para jugar![Abierto]
Lun Jul 21, 2014 1:44 pm por DongWook Choi

» [Privado/Armand] My only comfort
Dom Jul 20, 2014 10:12 pm por Lelahel

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 47 el Dom Jul 16, 2017 11:04 pm.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Afiliados
Estación

Creditos

Una espada aliada [Cerrado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una espada aliada [Cerrado]

Mensaje por Lucifer el Mar Jun 17, 2014 8:01 am


My pain will be your nightmare    


Luego de un largo letargo, que aparentemente no fue nada, un jinete salió de la profundidad del lago, y en su diestra, empuñaba una katana, vistiendo un traje de general, color negro amoldado a su corpulento cuerpo. Sus ojos eran blancos como la nieve, y en su siniestra un símbolo perteneciente a la sociedad secreta de los nazi llamada “Tercer Vanderiech” Cabalgo rápidamente por el asfalto de la oscura y nublada carretera mientras su caballo blanco de ojos rojos relinchaba llevando a su jinete.

La noche apenas comenzaba y Noctis se encontraba en su departamento, completamente distraído en un videojuego que había comprado recientemente. Llevaba grandes auriculares puestos, y en ese momento sonaba el teléfono. Ignorando aquel hecho, el demonio siguió su juego, hasta que decidió ir en búsqueda de algo para tomar. Quito sus auriculares y paso por el lado de su celular ignorando este. Continuo sus pasos hasta la cocina y tomo una coca-cola, sirviendo esta en un vaso, dando un sorbo a su bebida. Inmediatamente camino hasta el sofá y tomo su celular observando unas cuantas llamadas perdidas.- ¿Otra vez? ¿Qué que será ahora? –Se preguntó a si mismo e inmediatamente recibió de nuevo la llamada. Asintió suave, pero en su expresión se notó cierta preocupación e incluso asombro.- Voy para allá. –No dijo mas, tomó la primera camisa que encontró y salió de su departamento.-
Vestimenta:


-Decidió ir al estacionamiento y buscar su coche, al llegar se adentró rápidamente en este y lo encendió, Saliendo del edificio. Iba a una increíble velocidad, llegando a tardar no más de quince minutos en llegar al lugar solicitado. Salió del auto y camino hasta unas cuantas bodegas aparentemente abandonadas. Al estar cerca de una de ellas, unos cuantos hombres armados salieron detrás de unos cajones. Estaban encapuchados y armados, vestían completamente de negro. Corrieron detrás del vástago y tomaron sus manos apresando estas.- ¿En serio? ¿Es necesario esto? Soy Noctis joder! –Al decir su nombre, un hombre alto y negro salió de uno de los galpones.- Me han informado que eres un hombre… ¿Cómo decirlo? Anormal…. Aunque no es lo que parece. –Comento aquel hombre que poco a poco camino hasta llegar en frente del condenado. Creo que te han informado mal… Solo hago mi trabajo. –Mencionó el demonio con una mirada desafiante.- Entonces, tengo un trabajo para ti. ¿Lo podrás hacer? –Pregunto aquel extraño hombre.- Tantos hombres… Y aún siguen siendo una manada de inútiles. Aunque… Esta vez…  Tomare como pago el objeto que lleva en su mano. Es lo mínimo que puedo tomar por ser algo tan… ¿Cómo decirlo? Anormal. –Comento con una sonrisa picara en sus labios, le dio la espalda a aquel hombre, y camino hasta su auto. Una vez retirado, aquel hombre negro miro a sus hombres.- Una vez que termine su trabajo… Mátenlo. –los hombres asintieron y se retiraron.-  

-Era a penas las dos de la mañana, cuando Noctis iba en su auto camino a la iglesia central, quizá los demonios le afectan esos lugares, pero para los vampiros es como un “Santuario” que ellos mismos profanan en contra de “Dios” para burlarse de el, sin embargo hay algunos que en su vida como humanos lo veneraron, e incluso otros anormales lo hacían. Noctis, veía esa iglesia como un gran centro de información y armas. Al llegar a la iglesia, salió del auto y camino hasta entrar a dicho santuario, estaba vació, no había nadie dentro, parecía una vasa abandonada llena de imágenes a quienes los humanos idolatraban. Camino hasta el centro del altar, se agacho y tomo la alfombra para así desprenderla de su lugar. Bajo esta se encontraba una bóveda, abrió la gran puerta subterránea y se adentro en esta.-

-Un relincho de caballo se escucho a las afueras de la iglesia, en la parte de atrás que aparentemente fue o es un cementerio. El jinete bajo de su caballo y camino dentro de la iglesia, aparentemente buscaba algo, y en efecto… Buscaba a Noctis. Esté sintió la presencia anormal y sonrío. Se apresuro en buscar un pergamino entre los muchos libros que había mientras el jinete caminaba directo al altar y justo antes de llegar se encontraron frente a frente.-

Oh, mírate. Que estado tan lamentable tienes. –Comento con cierto deje de diversión mientras sostenía el pergamino.- No he estado mejor que ahora. –Aquel jinete habló, y al hacerlo su voz era gruesa… Como si del mismo infierno saliera.- ¿Si? ¿Bajo el control de un ente que te usa? Claro que debe ser mejor… –Comento el demonio en un tono sarcástico aun con cierto tono burlesco.- El, me dio todo lo que tú me quitaste, Derek. –Dio un paso adelante desenvainando su katana.- Estabas al servicio de ese hombre… Y mi misión era acabar con todos ustedes. Entonces… No vienes por el pergamino, si no, por tu venganza…  Y ya no me llamo Derek… Noctis, es mi nombre. Ahora… Venid a mí y matadme si es que puedes. Me encargare de ti… Y luego iré a por Golab, tu invocador.

-Sin decir más el jinete se lanzo sobre el condenado, sujetando la katana, deslizo esta rápidamente en contra de Noctis, haciendo que este diera un rápido paso atrás, sintiendo el leve roce y el aire que dicha arma desprendió. Antes de que el jinete pudiera levantar su brazo nuevamente el demonio estiro su pierna dándole con esta en el brazo. En un movimiento rápido llego al altar y coloco el pergamino en la mesa, y de igual manera regreso al mismo sitio en frente del jinete. Este adopto una forma de batalla, inclinando un poco su cuerpo hacia atrás dejando sus rodillas flexionadas, por el contrario Noctis mantuvo su pose con una vaga sonrisa en sus labios, como si estuviera incitándole a atacar nuevamente, cosa que realmente un gran efecto e hizo que el jinete atacara nuevamente, pero esta se movió con una rapidez sobrehumana, tanto así que no dio chance al demonio reaccionar, incrustando la filosa hoja de la katana en el abdomen del contrario. Este, con la siniestra tomo la hoja de la espada y con su diestra penetro el pecho ajeno.- Ahora… Muere. –Comento el vástago, pero el jinete solo hecho a reír fuertemente.- No puedes matar a la misma muerte. –Susurro, y el demonio se hecho rápidamente para atrás luego de retirar su mano, sintiendo como su herida se regeneraba.-

Mientras ellos mantenían su encuentro, unos hombres encapuchados y completamente de negros esperaban fuera del lugar. Acomodaban sus armas de gran calibre, colocándose en posición para disparar a cualquiera que se atreviera a salir de la iglesia.- Bien… Estamos todos… Ni siquiera aquel monstruo podrá escapar.  Quiero que los 15 estén preparados y listos. –Fueron las ordenes de aquel hombre negro, mientras que Noctis y el Jinete sostenían un encuentro dentro de la iglesia.-

-El demonio uso su fuerza anormal para levantar al contrario y lanzarlo lejos, haciendo que su cuerpo chocara contra unos cuantos bancos que se encontraban allí. El jinete se levanto como si nada y camino hacia Noctis, manteniendo una considerable distancia- No tienes idea de con quién te enfrentas Derek. –Nuevamente hablo con aquella voz gruesa y fuerte. De un momento a otro, la katana tomo un brillo azul, y en solo un ataque varias imágenes en forma de cuchillas aparecieron en frente del condenado, y cuando estas desaparecieron haciendo una mínima explosión, una de ellas impacto el pecho del demonio realizando un corte perfecto, llegándose a abrir una gran herida en dicha parte.- Dejame adivinar… ¿Con la muerte? A la mierda… Yo voy mas allá que eso.
Musica de batalla:


-Noctis, dio unos cuantos pasos atrás, algo confundido se preguntaba de donde salió ese ataque, que ni siquiera su hoja lo toco. Luego de un momento había divagado ese ataque, y mientras el jinete yacía de pie en el mismo lugar observando como el demonio colocaba una rodilla en el suelo.- Con que Masamune… La espada mata demonios. –Susurra para sus adentros el demonio y se coloca nuevamente de pie observando fijamente a su oponente. No dijo nada… Se mantuvo en silencio… Y en un parpadear el vástago se encontraba a pocos centímetros de su contrincante, dando un fuerte codazo en su abdomen, haciendo que este se inclinara un poco, rápidamente agacho su cuerpo y estiro su pierna, dando un giro para así impactar en la articulación donde se unen el pie y la pierna haciendo que este cayera, pero antes de tocar el suelo Noctis se levanto rápidamente dando una fuerte patada en su costilla provocando una fractura como consecuencia y que el cuerpo ajeno fuera guiado velozmente hasta la pared, impactando en esta.- Ichido kore oeru, Hiro-sama –Murmuro por lo bajo cuando el jinete se colocaba de pie observando a Noctis.- Esto apenas comienza. –Dijo, para correr donde se encontraba el condenado y una vez cerca, realizo un salto para aplicar la misma técnica con la katana. Para suerte del demonio, ya había analizado la técnica por lo que se movió de lugar rápidamente antes de que la cuchilla impactara. Y cuando Hiro descendía, el demonio apareció en frente de él. Hiro, intento atacar con la katana nuevamente, pero Noctis con la siniestra tomo la muñeca de la mano que sostenía la espada  y con la parte posterior de su antebrazo quebró el brazo ajeno haciendo que este soltara la espada. No emitía ningún sonido de dolor, pues su orgullo, su gran orgullo no se lo permitía. Noctis soltó aquella parte para tomar la espada con su diestra.- Saraba Hiro-sama. –Susurro para sus adentros, pero aun así el jinete pudo escucharle. El demonio dio una rápida vuelta luego de empuñar la espada, logrando realizar un corte perfecto en el cuello ajeno, decapitando este.-
Masamune:

-Luego de que la cabeza del jinete rodara por el suelo, Noctis camino hasta la mesa para tomar el pergamino. En el momento en que lo tomo y comenzaba a caminar para salir de la iglesia, la espada comenzó a tomar aquel brillo.- Así que me aceptas ¿No? Bien, seré tu maestro. –Comento a la espada antes de salir. Y al abrir las grandes puertas una bala llego a impactar en su hombro.- Pueden disparar hasta matarlo. –Comento el hombre dentro del carro y luego de un instante, los quince hombres comenzaron a disparar. Noctis, uso una velocidad forzada para escapar de las balas y llegar hasta uno de los atacantes llegando a romper su cuello, a su lado había otro que le apunto con su arma. Noctis se detuvo y cuando disparo, esquivo la bala, extendió la espada y corto su cuello.- Dos menos.

-Noctis desvío su mirada, basto solo el pensamiento para que la katana tomara un aura azul y al realizar un ataque una fila de cuchillas se formaron en el aire en dirección a unos seis traficantes que se encontraban cerca del demonio. En el momento en que las cuchillas explotaron, impactaron directamente en aquellos seis hombres hiriéndolos gravemente al punto de que murieron desangrados. El demonio se encontraba sorprendido por el poder que tenía aquella katana… Si podía matar a demonios, matar humanos era cosa sencilla.-

-Los hombres restantes, disparaban descontraladamente asustados. “Monstruo” Era lo único que se podía escuchar decir de ellos.- Si, soy un monstruo… Llámenme como deseen… Pero, seré la causa de su muerte. –No dijo mas y en un abrir y cerrar de ojos se encontraba en frente de cuatro hombres. Uno, fue cortado en el abdomen por la katana, otro, fue penetrado directamente en su pecho por la mano del condenado, el siguiente, fue decapitado, y el cuarto traficante fue golpeado en el abdomen por la palma de su mano, no fue un golpe normal pues este llego a romper cada órgano interno del traficante.-

-Noctis ya se encontraba algo exhausto, sus heridas sanaban algo lento pues aquella espada era especialmente para matar demonios, pero siguió. Camino hasta llegar cerca del auto donde se encontraba el hombre negro. Este se encontraba algo petrificado, pues los rumores que le contaron eran ciertos. Entonces fue, cuando el y sus dos hombres salieron del auto y apuntaron con sus armas al demonio. Este, solo se encontraba dispuesto a realizar un ataque más, pues no le quedaba mucha energía. Permitió que la katana tomara aquella aura azul, pero no apunto a los hombres, si no, al auto. Cuando las cuchillas impactaron este exploto inmediatamente, quedando como sobreviviente el líder de aquella organización.  Camino hacia este que yacía tirado en suelo completamente herido y le observo.- Deberías pagarme por el trabajo sucio, pero… Tu dinero te lo puede meter por el trasero. Nos vemos en el infierno. –No dijo mas y clavo la Katana directamente en su corazón.-

-Luego de unos días, Noctis se encontraba escribiendo unas cartas, pensando en reunir a todos sus hermanos, y que mejor forma que una reunión en el “Nocturnal Palace” Finalmente se decidió y salió en búsqueda para preparar todo, y esperar la llegada de sus hermanos.-
avatar
Lucifer



P.B : Kouyou Takeshima
Localización : ¿Quien sabe?
Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 16/06/2013
Edad : 32
Humor : ¿Te incumbe?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.